lunes, junio 27, 2022
More

    Latest Posts

    spot_imgspot_img

    Hace 125 años nacía Moe Howard, el cerebro de “Los Tres Chiflados”

    Siempre se dice que detrás de un cómico se esconde un hombre triste. En el caso Moe Howard, la parábola podría afirmar que detrás de un malhumorado, un líder que rozaba lo dictador, había un hombre bueno, afectuoso y que, lejos de hacerles piquetes de ojos a sus compañeros, los cuidó hasta su muerte.

    Moe Howard es simplemente Moe, el cerebro de Los Tres Chiflados, el hombre que nacía hace 125 años en las afueras de Brooklyn como Moses Harry Horwitz. Era el cuarto de cinco hermanos entre los que había dos que también iban a hacer historia con el inolvidable trío cómico: Shemp y Curly. El tercero no fue pariente de sangre, aunque se convirtió en hermano de la vida: Larry.

    En tiempos en los que el humor payasesco permitía dar cachetadas y hacía descostillar de la risa al público, Moe fue la figura central de The Three Stooges, tal como se los conoció en los Estados Unidos.

    Larry. Moe y Curly, los primeros Tres Chiflados en filmar cortos para Columnia Pictures (Foto: Archivo).
    Larry. Moe y Curly, los primeros Tres Chiflados en filmar cortos para Columnia Pictures (Foto: Archivo).

    Curiosamente, el hombre que hizo famoso el flequillo de Balá mucho antes que el propio Carlitos, al principio no la pasó bien con su pelo, dado que sus compañeros del colegio se burlaban de él por los bucles que su mamá, Jennie Goldsmith, solía hacerle. Aquellos episodios lastimaron a Moe, que un día se cortó él mismo el pelo y, sin querer, terminó con el corte taza que lo hizo famoso.

    De todos modos, esa suerte de bullying de comienzos del siglo XX no alcanzó a mellar la atracción que sentía por ver obras de teatro y por actuar. Sus deseos y su buena memoria para los guiones liberaron el paso a la vocación actoral en la Nueva York de hace 100 años. El resto lo hizo su histrionismo.

    Un ACV masivo había dejado a Larry muy mal de salud y en silla de ruedas. Lejos de aquel malhumorado que lucía frente a cámara, Moe fue un hombre dócil y afectuoso, que acompañó a su amigo hasta sus últimos días (Foto: Archivo).
    Un ACV masivo había dejado a Larry muy mal de salud y en silla de ruedas. Lejos de aquel malhumorado que lucía frente a cámara, Moe fue un hombre dócil y afectuoso, que acompañó a su amigo hasta sus últimos días (Foto: Archivo).

    No estaba solo en su pasión por la actuación y la comicidad porque uno de sus hermanos mayores, Shemp, también tenía las mismas inquietudes. Y juntos comenzaron a actuar, para luego sumarse como partenaires de Ted Healy -a quien hoy se lo definiría como “capocómico”- y mudarse a Los Ángeles, en busca de la meca del cine y la TV: Hollywood. Y fue ahí donde encontraron la pata que faltaba, Larry Fine, el tercer chiflado.

    Ya en la década del 30, se separaron de Healy, y Shemp también se abrió, dejándole lugar al menor de los hermanos Howard: Curly. Para entonces, Moe ya era definitivamente el cerebro -el más lúcido también- y estratega de “Los Tres Chiflados, Curly, Larry y Moe”.

    Moe, un hombre con los pies sobre la tierra

    Moe era una persona sobria, que no desperdició su dinero en vicios, sino que supo cuidarlo e invertirlo. Incluso, en varias ocasiones, se ofreció a ayudar a proteger las finanzas de sus hermanos, aunque sin mucho éxito.

    Adiós Mister Chambon, con Moe, Larry y Curly.

    Y fue también un hombre profundamente enamorado de su esposa, Helen Schonberger (prima del célebre Harry Houdini), con quien se casó en 1925 y tuvo dos hijos (Joan y Paul) y un feliz matrimonio de casi 50 años: las bodas de oro fueron truncadas por la muerte de Moe.

    El éxito de “Los Tres Chiflados”

    Los Tres Chiflados firmaron su contrato con la Columbia Pictures, para la que filmaron casi 200 capítulos (cortos) en blanco y negro que se repitieron y repiten, atravesando las épocas. Un violento ACV dejó a Curly imposibilitado de seguir actuando y el hermano mayor, Shemp, el que 15 años antes había renunciado al por entonces insipiente trío, retomó su lugar hasta su muerte, en 1955.

    Postal típica de Los Tres Chiflados, con el trío más famoso: Moe Howard, el líder del grupo, su hermano menor Curly, y Larry Fine.
    Postal típica de Los Tres Chiflados, con el trío más famoso: Moe Howard, el líder del grupo, su hermano menor Curly, y Larry Fine.

    El trío funcionó hasta 1970, aunque el fuerte del grupo fue hasta fines de la década del 50. Moe resultó clave para que Los Tres Chiflados fuesen un éxito en su momento y se sostuvieran en el tiempo, aún con las tragedias que acompañaron su trayectoria, como las mencionadas muertes de Curly y Shemp y los ACV que dejaron postrado a Larry Fine en los últimos años de su vida.

    El de las cachetadas y de los piquetes de ojo, el que tenía un carácter de muy poca paciencia y agresivo ante cámaras, cuidó y trató de proteger a sus más íntimos. Y ayudó de diversas formas, ya sea con dinero o con presencia, a organizaciones de beneficencia.

    Su único vicio conocido, el cigarrillo, fue su trampa mortal. Y un cáncer de pulmón detectado en 1974 no le dio mucho más tiempo de vida: murió a los 77 años, el 4 de mayo de 1975. Quedando en un merecido lugar en la historia como el líder de Los Tres Chiflados, como el malhumorado que escondía a un buen hombre.

    Latest Posts

    spot_img

    Don't Miss

    Stay in touch

    To be updated with all the latest news, offers and special announcements.

    Clan FM OK